El último en el Portal de Belén

El último en el Portal de Belén

En navidad vemos proliferar gran cantidad de Belenes allí donde miremos, los hay grandes y pequeños, más serios y más desenfadados, desde los meramente esquemáticos que representan el nacimiento sin más, a aquellos que nos muestran distintas escenas del alumbramiento de Jesús, desde la huida a Egipto, al mismo Portal de Belén con Reyes Magos y todo tipo de detalles que varían de unos lugares a otros, incluso con personajes más o menos simpáticos como el tradicional “caganer” sobre todo de Cataluña y Valencia.

Sin embargo, en casi todos, por no decir en todos los casos, falta o más bien sobra, un personaje muy importante que no debería aparecer hasta la noche de 24 de diciembre. Cómo ya habréis adivinado, es la imagen del niño Jesús, que si somos ortodoxos deberíamos esperar a colocar en su momento justo, tras la epifanía en la que Jesús como hijo de Dios toma forma humana.

A pesar de todo, nosotros en Muñecas a todo trapo, tampoco cumplimos la tradición de forma estricta y ponemos nuestro niño Jesús de trapo junto a la virgen María y al bueno de San José. La verdad es que ver un Portal de Belén sin su niño Jesús, en el pesebre, en su cunita, o en los brazos de María, nos parecería que estuviese vacío.

Así que como casi todo el mundo, nos tomamos la pequeña licencia de adelantar su presencia unos días para disfrutarlo un poco más.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code